sábado, 24 de septiembre de 2011

El coste de un puesto escolar en secundaria: datos para la reflexión

Cada año, al empezar el curso, junto a nuestros mejores deseos para que profesores, alumnos y familias trabajemos más y mejor a favor de la educación, hacemos una reflexión sobre los costes educativos.

En estos días, cuando tanto se habla de la crisis y vemos como en muchas comunidades autónomas se recorta la inversión en educación, estamos más obligados que nunca a volver a hablar del tema y así lo hemos hecho con nuestros alumnos, para valorar entre todos el esfuerzo que la sociedad hace (insuficiente, pero muy importante) para que cada chico y cada chica pueda ejercer el derecho a la educación.

¿Cuánto nos cuesta a todos una plaza escolar? ¿Cuánto la de alguien que repite curso, la de los que cursan Diversificación Curricular o asisten a grupos de desdobles…? Nos gusta decir que el dinero está bien gastado, o mejor, bien invertido, si finalmente, después de repetir curso, o después de pasar por un programa de grupos reducidos que cuestan el doble, se aprovecha el tiempo, se aprende y se llega a la titulación aunque sea uno o dos años más tarde.

Insistimos también en que no se puede perder el tiempo, no se puede venir al instituto a dejar pasar los días, a no intentar aprender, a no estudiar, a no trabajar… porque el tiempo perdido es   muy caro y, a fin de cuentas, es como tirar el dinero. Y los tiempos no están para esto.

Por esta razón pedimos a todos que se reflexione sobre el enorme esfuerzo que la sociedad realiza para que cada uno de nuestros jóvenes pueda tener un puesto escolar y recordamos que, si no se es responsable y se responde con dedicación y esfuerzo, si se “pasa”… se está tirando literalmente a la basura mucho dinero: el que cuesta cada plaza en un instituto.

¿Y cuánto es eso? Aunque no es fácil saberlo, apuntamos los datos que ofrecen algunos estudios oficiales.

Según el informe el Ministerio de Educación "Datos y cifras curso escolar 2010/2011” el gasto medio por alumno, en el conjunto de las etapas del sistema educativo español es en 2007 de 6.073 euros. En educación secundaria el gasto medio en España es de 6.508 euros anuales.




El Sistema Estatal de Indicadores de Educación, un estudio del sistema educativo anual publicado por el Ministerio de Educación, en su edición de 2010 sobre datos de 2007, señala que en Andalucía, el gasto medio anula por alumno de enseñanzas no universitarias es de 5.060 €. La revista de CC.OO. “T.E.”, en su nº 312 (de abril de 2010), incluye los datos de un estudio realizado por este sindicato en el que se indica que la inversión total por alumno era en Andalucía 4.594 € en el año 2007.

Por no cansar con datos e informes, terminamos con el que lleva por título “La Educación en Andalucía. Análisis y Perspectivas”, elaborado por el Parlamento de Andalucía el curso pasado. En él se aportan datos del “gasto público por alumno” (citando fuentes del Ministerio de Educación del año 2006) y se señala que en Andalucía asciende a 4.713 €.

Sea cual sea la cifra exacta, no andamos muy descaminados si, a efectos meramente aproximativos redondeamos y nos quedamos con la de 5.000 € por alumno de secundaria cada curso, aunque probablemente la cifra será mayor si dispusiéramos de datos actualizados. Si dividimos esta cifra entre 12 mensualidades nos da una cantidad aproximada entre 400 y 450€ al mes por cada alumno y alumna de secundaria matriculado en un instituto.

Muchos chicos (y también muchos padres y muchos profesores…) se sorprenden de lo abultado de esta cifra que debe hacernos reflexionar a todos y, especialmente, a quienes no aprovechan el tiempo, dejando pasar la oportunidad de aprender… y desperdiciando el dinero que cuesta su puesto escolar.